lunes, abril 10, 2006

South Pop 2006: Viernes "De corazón, Dominique"



Cayéndose del cartel Tender Forever nos encontramos con Corazón, un dúo madrileño que recoge la esencia de Vainica Doble para dar a luz una serie de canciones que sirven de estampa a los temores de la adolescencia. Con homenaje a Mina y una esplendida interpretación de su delicada "María Del Mar" dividió a los asistentes, entre los que huían espantados por la cantidad de azucar y melosidad vertida, y los que nos quedábamos con medias lagrimas en los ojos. 12Twelve se fueron del post-rock y ahora abrazan el free-jazz. Batería, guitarra, contrabajo y saxofón más teclados. Les pasa como a Experiençe, te lo dicen todo a la primera de cambio y acaban en el tedio. Estructuras irrompibles, improsivación y una actitud un tanto chulesca acabó desvirtuando su aparente intocabilidad en el panorama musical español. The Rosebuds, el trío de Carolina del Norte, se metieron a todo el mundo en el bolsillo con su pop enérgico, fresco y descargado de ínfulas, directo y breve. Era su primer concierto en Europa, presentando canciones de sus dos discos. "Boxcar" y "Back To Boston", entre lo más recordado, con esos guiños a The Kinks o Yo La Tengo. De esos shows que te dejan con una sonrisa en la boca. ¿Qué más se puede añadir a una crónica de Dominique A que no se haya dicho ya antes? animal de la nueva chançon que construye sus épicas y dolientes nanas él solito en escena, gracias a los multiefectos, con el aliciente añadido de que venía presentando "L´Horizon", un inmenso trabajo que contiene cortes tan enormes como el homónimo "L'Horizon", con esas capas y capas y capas de guitarras que tanto agradecimos los shoegazers, "Dans un Camion", con esa innata capacidad para simplificarte el corazón en un abrir y cerrar de melodía, o "La Pleureuse", que sonó como bis. No faltaron, por descontado, ni "Antonia" ni "Pour la Peau". Un gran cierre para una jornada de emociones a flor de piel.

2 comentarios:

franboyant dijo...

Estoy metiéndome en Troy Von Balthazar, aunque el disco entero se me hace pesado, me está gustando bastante.
Envidia de Corazón, que no les he podido ver nunca en concierto.
A Wedding Present pude verles 2 veces en directo el año pasado, y aunque no soy fan, volvería.

Anónimo dijo...

lo que yo queria, gracias